Alimentos-y-Farmaceuticos.jpg

Las bombas Bornemann constituyen la solución ideal en la producción de alimentos

Para preservar el producto bombeado: las bombas de doble husillo trabajan con un principio de bombeo extramadamente cuidadoso. Dos husillos co-giratorios sin contacto metálico, forman con la carcasa de bomba cámaras cerradas, que conforme al sentido de giro se mueven en forma continua hacia la descarga. De esta manera el producto es bombeado de manera pareja y cuidadosa y mantiene sus propiedades en cuánto a tamaño, aspecto y superficie.

Las bombas Bornemann tipo SLH son utilizadas aquí para el bombeo de líquidos de manera cuidadosa, prácticamente exenta de pulsaciones. Las bombas pueden transportar medios abrasivos y partículas sólidas con un diámetro máximo de Ø 29 mm.  Debido al amplio rango de velocidades de rotación desde 100 hasta 3.000 rpm. se pueden transportar con la bomba tanto medios viscosos como fluidos de limpieza. Las bombas son aptas para CIP (Cleaning-in-Place/Limpieza-en-Sitio) y SIP (Sterilization in Place/Esterilizado-en-Sitio).